El dribling es una acción técnica individual en donde la jugadora con el balón se enfrenta a uno o más rivales que debe eludir.

En esta acción de fundamental la improvisación y toma de decisiones que tiene la jugadora. Los mecanismos de percepción, decisión y ejecución deben ser en un tiempo muy corto, para generar sorpresa en la rival.

Es muy importante que esta acción sea en beneficio del equipo, de esta forma podemos generar un juego variado, rompiendo con ese juego monótono que por momentos se apodera del fútbol actual.

Existen distintos elementos los cuales a la hora de realizar el dribling, podemos utilizar:

1. Visión periférica: es conducir el balón con la cabeza levantada y observando el campo de juego, leyendo lo que ocurre. El balón se ve, pero no se mira mientras se conduce.

2. Cambio de dirección: es modificar la dirección que se lleva sin cambiar el sentido.

3. Cambio de velocidad: es variar la aceleración del traslado del balón.

4. El enganche: es abrazar el balón con uno de los bordes del pie para realizar una acción técnica posterior.

5. Cambio de sentido: girar en 180 grados.

6. Amague: simular un gesto técnico y realizar otro.

7. Esquive: evitar al rival con un movimiento del cuerpo.

8. Finta: engañar al rival con un movimiento del cuerpo.

9. Freno: detenerse brusca y sorpresivamente con el balón.

10. Proteger el balón: poner el cuerpo entre el rival y la pelota al conducirlo.

Equipo de Profesores

Te dejamos el siguiente video donde podrás ver de mejor forma el ejercicio

2018-05-23T17:15:03-04:00
Ver
Ocultar
× ¿Cómo puedo ayudarte?